La Tanga Rojo

Dónde esta tu tanga rojo! Dónde esta tu tanga rojo! grito Javier con los ojos desorbitados, un árbol de venas azules latía en su cuello, sus manos sujetaban con fuerza los brazos de Dionisia, la pinza cayó de su pelo recién lavado y la masa de rulos con aroma a sedal se movía de un lado a otro con cada zarandeo de Javier. Soltame estúpido! que res que me vaye en la fiscalía y le muestre todo mi moretón a la fiscala, queres que..una sonora bofetada corto la frase de Dionisia que cayó sentada,las lágrimas negras se mezclaban con la sangre que manaba del labio partido.

Yo te amo Javier,yo te quiero sos mi vid… Con un fuerte tiron de pelo Javier puso a Dionisia de pie,
Vos te pensás que soy boludo Dio, vos pensas que no se lo de Cristian, a el le vuelve loco la tanga rojo nde puta, y vos me pones los cuernos con mi socio, a los dos le via matar Dio a los dos.
El griterío se oia perfectamente en el vecindario a través de las precarias paredes de madera terciada y hule, mezclandose con el canto del telebingo y el reggeton del momento, mientras Tyler se lamia los testiculos sin inmutarse por los gritos de su ama pidiendo auxilio,tal ves la lehismaniasis lo había dejado sordo.
Mas tarde, Tyler seria el primero en encontrar el cuerpo de Dio, y allí se quedo sentado junto a ella esperando que llegue el fiscal para ordenar el levantamiento del cuerpo, la bermuda amarilla de Javier que había estado planchando minutos antes se encontraba sobre la cama de dos plazas que incontables noches compartio con el hombre que le quito la vida. La sangre que manaba de las heridas producidas por el estoque de Javier no producía ningún charco, ya que la habitación no contaba con baldosas, y el liquido rojo se mezclo con la tierra.

Prosora! Prosora! Prosora Eleuteria! se le mato ya otra ves a alguien en el barrio! grito John entrando sin avisar al consultorio de la Profesora Eleuteria, Astróloga Parapsicologa y mentalista de impecable trayectoria. Eleuteria se puso de pie y abandono la protección que le daba su antiguo escritorio para dirigirse al altar en forma de pirámide maya que poseía en su consultorio, con la imagen de la virgen de Caacupe en la parte superior y San Lamuerte en la parte inferior, …
Se santiguo y encendió una vela, recito una oración en voz baja para luego preguntar a su secretario la identidad del muerto.
A Javier, a Javier Ramirez lo que le dieron un plomazo, o sea Cristian, su socio ite fue el que le mato, con una 9 mm que siempre tenia en su pieza. Dice que llego como para liquidarle a Cristian con un estoque pero Cristian fue mas rápido. Supuestamente Cristian le andaba comiendo a Dionisia la concubina de Javi y….. La profesora hizo un gesto con la mano indicando a su secretario que podía poner fin a su preciso informe oral. John se retiro. Eleuteria volvió al escritorio, abrió el segundo cajón y tomo la tanga roja de Dionisia.Esto no esta nada bien, pensó.
Es cierto que a Cristian le gustaba el rojo pero eso no tuvo nada que ver, si alguna ves el vio la tanga de Dionisia fue por que translucian debajo de sus shorts blancos, que le quedaban bastante apretados a Dionisia, ya que la constante ingestion de hidratos de carbono y cerveza le habian hecho subir unos quilos en los ultimos meses.
Un muchacho se te va a acercar con mala intencion, recordaba haberle dicho Eleuteria a Dionisia en medio de la parpadeante luz de las velas aromaticas el dia que vino a consultar. En realidad Eleu sabia por su secretario que Cristian tenia en la mira a Dionisia, pero no tenia posibilidades. Javier ni no me mira mas Profesora Eleuteria, seguro porque estoy una chancha…….
Eleuteria nego con la cabeza, no mi hija podes comer todas las empanadas que quieras, le dijo con tono de quien entiende de nutricion, lo que el necesita es un amarre. Cuando le tengamos amarrado con el trabajo que le voy a hacer,…Prosora sabes bien que no tengo plata interrumpio Dio, Eleuteria cerro los ojos, dos cuotas como siempre,le dijo y Javier no va a poder despegarse de vos nunca, un adelanto ahora el resto a fin de mes,voy a necesitar tu ropa intima,…..
Ay na prosora justo luego que tengo tres nomas,dos estan colgadas acabo de lavar, y…
Entonces me sirve la que tenes puesta dijo la profesora,pasa al fondo te sacas y me traes, que color es?….
Y rojo es…..respondio Dio con cierto pudor.
Perfecto,perfecto el rojo es pasion…….dijo la profesora Eleuteria. Dionisia paso al fondo de un corredor.
Saliendo del consultorio se perdia por completo el ambiente de misterio, de tenues luces ,santos de mirada dulce y compasiva, y esqueletos dispuestos a matar. Entrar al baño era retornar bruscamente a la realidad. A parte de las tohallas humedas, era evidente que el secretario de la profesora Eleuteria se habia dado una ducha porque habia dejado sus zapatillas y ropa interior tirados junto al inodoro, ademas una palangana con diversos organos de animales se encontraba bajo la ducha.
Ese es un trabajo especial mejor no preguntes, gente importante,le dijo John que se quedaba parado esperando,…… dale sacate la tanga que para hoy es o no le que queres recuperar a tu macho?.
Y sali entonce de aqui, d¡jo Dio cerrando la puerta. Salio al rato, John extendio la mano, dame la tanga.
Le voy a dar a la profesora Eleuteria no es para vos….respondio desafiante mientras se   volvia al consultorio.

Esto deja nomas mi hija a mi cargo, dijo la Vidente astrologa parasicologa y tarotista, abriendo el segundo cajon de su escritorio. Tu celular me vas a dejar de garantia…….Javier muy pronto no va a poder pensar en otra mujer que no seas vos. Dionisia se alejo del consultorio, sus ajustados shorts amarillos se ceñian a sus nalgas y caderas sin que mediase ropa interior alguna. La remera blanca tambien le quedaba ceñida y su cuerpo todo clamaba por Javier, valia la pena pagar a la Profesora Eleuteria, pues se decia que tenia muy buenos amarres, ademas tenia contactos en el purgatorio, el paraiso y el infierno, sin contar que era muy respetada por el comisario.

Mamiiiiiiiiita! Te chupo todo, le decian al pasar por la canchita. Ojala Javier la deseara de igual modo pensaba ella sin hacer caso de los piropos. Habia sudado,al llegar a su casa tomaria un baño, tal ves el trabajo de Eleuteria daria resultado antes de lo que creia.
En el atestado autobus Javier no podia olvidar lo que Cristhian, su amigo de tragos,le habia dicho una noche medio borracho. A Dionisia le voy a coger cuando yo quiera, tiene luego esa tanga rojo que me vuelve loco, le voy a coger y le voy a pedir que me regale,tenes que dejarte de ella porque es fero bandida, yo veo como me mira. A cualquier otro Javier le hubiera hecho saltar los dientes pero Cristhian era de cuidado, tenia varias entradas a la carcel y la faka de Javier no era rival para la taurus 9mm que siempre tenia Cristhian encima para que lo libre de los males de este mundo.

La mente de Javier se aceleraba. Dionisia y Cristhian en el mugroso inquilinato donde vivia Cristhian, hacian el amor, Dionisia le dejaba la tanga roja como souvenir, no no era cierto su imaginación y los celos le hacian ver cosas. Parado en el autobus en medio de otros pasajeros que no se daban cuenta de la gravedad de su situación tomo el celular y eligio Dionisia.

La profesora Eleuteria levanto en lo alto los testiculos de un toro, este no te va a fallar mi Coronel, le dijo a un asombrado cliente vestido de verde olivo , cuando el momento magico fue interrumpido por el timbre de un telefono celular, en la pantalla el nombre Javi Mi Amor se encendia como pidiendo auxilio, disculpe, dijo al Coronel y apago el celular.

Furioso Javier se abrio paso a empujones hasta la puerta del bus y toco el timbre, bajo corriendo esquivando charcos y barro, buscando el lado del camino con empedrado mas rescatable. Ingreso a su humilde casa,escucho el sonido del agua en el baño, esta mañana Dionisia tenia puesta su tanga roja, …. siempre deja la ropa que se quito sobre la cama para lavar despues, y ahi estaban los shorts amarillos y la remera blanca.Por que no me atendias el telefono pregunto mientras desde el otro lado de la puerta Dio alzaba la vos para responderle deje en casa de mama.Los ojos de Javier buscaban desesperadamente la tanguita roja, tal ves se la habia quitado en el baño y estaba alli,…. Dio apurate que quiero hablar contigo…..
Quiere hablar conmigo….Esta resultando penso Dionisia bajo la ducha, gracias a Dios la Virgen y la profesora Eleuteria, seguro me quiere hacer el amor……….
Como presintiendo que no tenia nada podia hacer para evitar lo que ocurriria, Tyler quien ignoraba haber contraido Lehismaniasis, se retiro a un rincon del patio a lamer sus llagas.

Publicado en No creas una palabra..... | 1 Comentario